miércoles, 23 de diciembre de 2009

El Belén en Crisis

Hoy he recibido el altavoz de diciembre de 2009 (Un pequeño suplemento que mandan mensualmente la gente del sindicato de UGT de Coritel y no he podido evitar poner aquí el chiste que incluyen)

Mucha gente no lo entenderá pero mis excompañeros y compañeros de Accenture, Coritel e incluso de otras consultoras seguro que se les escapa una sonrisa o dos porque es real como la vida misma.

BELEN EN CRISIS

La semana pasada quería empezar a poner el belén en mi casa, y como estoy en crisis, antes de hacerlo he decidido llamar a uno de esos consultores de Accenture para que me asesore sobre cómo rentabilizar al máximo el tradicional nacimiento. Tras una semana de tomas de contactos, de requisitos y brainstormings, me han entregado una presentación de Power Point super bonita con un montón de conclusiones. El Belén tradicional es muy ineficaz y con unos pequeños cambios, éste puede ser mucho más productivo. Está claro que el Belén no está adaptado a los tiempos que corren y que la gente que lo compone no entiende el modelo de negocio High Performance. Estos pequeños cambios son sorprendentes y por eso os los quiero comentar. Las decisiones que voy a tomar son las siguientes:

Pastores: Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas; parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalados, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por  una oveja "avispada" aunque no tenga la categoría acorde al puesto a desempeñar, pero que sale baratita y es dócil..........¡Qué más podemos pedir para abaratar costes!.

Personajes gremiales. Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: Carpintero consultor, jefe de carpinteros, analista de carpintería, carpintero técnico, carpintero y carpintero junior. y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay (con los precios a los que cotizan en el mercado no se comen ni un colín). La decisión que  hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro y caro, pero  tenemos dinero para despidos (aunque no para subidas salariales), y no ha quedado otro remedio. En su lugar vamos a trabajar con las factorías de La India, Manila Y Argentina, que se puede hacer lo mismo por mucho menos coste.

Posadero. La factoría de Argentina se hará cargo también de Scheduling, de Formación y Recursos Humanos. Aunque hay quejas de cómo funcionan las factorías…….siempre será más barato.

Lavanderas. Qué es eso de tener mujeres desaliñadas lavando la ropa en tablas normales en vez de Excel?. Nada, nada, que hay que dar buena imagen y para eso está la conciliación de la vida laboral con la personal. A lavar cada uno cuando llegue a casa, o sea a las 23:00 – 23:30 …… si esperas subida.

Ángel anunciador. Suprimidos casi todos los pastores, no tiene sentido la figura de un ángel anunciador, y menos aún después de sus escándalos de  faldas, juego y demás vicios con otros ángeles. Se sustituye por un anuncio luminoso.

Castillo de Herodes. A Herodes le mantengo en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir a otros directivos, que la indemnización me cuesta el presupuesto de los próximos 30 belenes. Soldados, me quedo con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita está la zona después de la subida 0) pero los externalizo. Los contrataré por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como guardas de seguridad. Ahorro en costes fijos, gano en flexibilidad y encima le echo una mano al presidente de Prosegur, que es mi compañero en el club de golf.

Paseantes varios. Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Así que dejaremos en el Belén a unos cuantos, por si son necesarios en un futuro, y el resto, despedidos. Esto lo teníamos que haber hecho hace tiempo. Los que se queden, podrán entretenerse haciendo unos Cursos de Belenes Tradicionales (CBT) por si encontramos puesto para ellos en el futuro y podemos recolocarlos.

Paseantes con obsequios. He observado que otro grupo de paseantes, algo menos ociosos, pero no mucho más productivos, se dirige hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un hatillo (¿qué llevará el misterioso personaje del hatillo?),... Puesto que todos tienen el mismo destino, organizaremos un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despediremos a todos los paseantes, uno de ellos se quedará con nosotros por medio de ETT y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días (cada semana para envíos lejanos) y las acercará al portal.

Reyes Magos. Por supuesto que con un solo rey es más que suficiente, para llevar el oro, el incienso y la mirra, que por cierto la mirra es algo que se inventó una consultora en una reorganización previa y aunque nadie sabe lo que es, se vende bien y a precio de oro. Así que eliminamos dos reyes, dos camellos y los pajes. Posiblemente nos quedemos con el rey negro para no ser acusados de racistas, además es posible que quiera trabajar sin que le demos de alta. Hay que estudiar, también, la posibilidad de dejar tan solo el incienso y vender el oro y la mirra a otra compañía, ya que debemos de reducir al máximo la inversión en regalos de empresa.

Mula y Buey. La única función de estos animales es dar calor. Esta función será desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. Realizaremos un assessment center con los dos animales y el que lo supere trabajará como animal de carga en el servicio de logística antes citado, y será subcontratado al menos durante un año.

San José y la Virgen María. Está más que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, y así evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones de paridad nos quedamos con la Virgen María ya que ahora con la jornada reducida y el permiso de maternidad no la podemos echar, aunque intentaremos no darle el permiso de lactancia alegando que San José está en el paro ya que lamentablemente lo tenemos que despedir (con lo que había tragado el hombre en esta empresa)

El niño Jesús. A pesar de su juventud tiene mucho potencial, le explotaremos todo lo posible y cuando llegue a los 33 más o menos, le despediremos por bajo rendimiento. Bueno, como su padre es un pez gordo tendremos que hacer una baja por mutuo acuerdo.

El Belén queda de la siguiente forma: Un pastor con ovejas en un cercado, factorías varias, Herodes y dos soldados subcontratados a través de Prosegur Castillos, una cantidad indeterminada de paseantes varios realizando CBTs, un paseante por ETT con la mula (o el buey) en el departamento de logística; el rey negro, la virgen y el niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario pues es la única manera de salir del laberinto