jueves, 28 de octubre de 2010

Cumpleaños del blog

Mañana este blog cumplirá su primer año de vida. Al principio lo cogí con ganas (y más tiempo) y publiqué bastante cosas pero en poco tiempo el blog ha tenido que quedar relegado a un segundo plano ya que proyectos más importantes han requerido mi atención (como Distopía).

Espero poder revivirlo y escribir aunque sea uno o dos post a la semana. No voy a volver a usar este blog para escribir sobre temas polémicos políticos, sociales o de lo que sean, pretendo dejar el blog para publicar casi exclusivamente relatos, aventuras de rol, noticias de tecnología, rol, videojuegos y wargames ya que son temas que domino bastante.

Supongo que parte de la dejadez del blog es que casi nadie comenta mis noticias (parte culpa de facebook ya que la gente prefiere comentar allí). En mi vieja biblioteca tenía a dos amigos que comentaban casi todos mis post y entonces se creaba unos debates siempre interesantes en los temas que publicaba.

Espero poder escribir relatos y aventuras que generen deseos de comentar en los pocos lectores que tengo. Veremos que tal va la nueva etapa del laberinto (que comenzará oficialmente cuando termine de hacer la nueva template del blog)

Gracias a todos los que alguna vez me habéis leído y sobre todo gracias a los que me dejáis algún comentario o saludo de vez en cuando.

Un abrazo muy fuere para todos

PD: Este año no hay evento por el cumpleaños (quizás para navidades haga alguna cosa). Aún recuerdo la buena acogida que tuvo mi evento de acertijos de una semana de duración para celebrar el cumpleaños de la vieja biblioteca.

lunes, 25 de octubre de 2010

Condenado (Todo alumno supera al maestro parte 2)

Stefan corría todo lo que le permitía su servoarmadura seguido por su escolta de guardias inquisitoriales. Acababa de llegar al campamento imperial donde estaban reorganizándose para embarcar hacia el próximo mundo que debían limpiar de la mancha del caos.

Mientas se acercaba a la tienda de mando del joven inquisidor pensaba en como Galvanus le había decepcionado y como todo parecía apuntar a que Tzeentch se saldría con la suya. Él que usaba al caos contra el caos, o al menos eso había creído siempre, había querido usar al elegido de Tzeetnch contra él pero de alguna manera Galvanus siempre había resistido el adoctrinamiento que él había intentado darle. Un día parecí escucharle y al siguiente estaba de nuevo envenenado por las palabras del oscuro Dios.

Debería haberle entregado a la Inquisición pero siempre tuvo miedo de que eso fuera lo que quería Tzeentch y por eso siempre esperaba lograr la redención del muchacho, pero se acabó ahora haría lo que debió hacer el mismo día en que el señor de la transformación le entregó al chico.