domingo, 20 de marzo de 2011

Magnus el rojo



Extraído de la wikipedia de warhammer 40.000 en español

Mundo natal: Próspero, un planeta apartado e inhóspito, refugio de una comunidad de psíquicos desterrados.

Infancia: Magnus aterrizó en el centro de la Ciudad de la Luz, única ciudad de Próspero. La comunidad de psíquicos pronto vieron sus grandes aptitudes para la hechicería y lo adoptaron e instruyeron. Pronto llegó a superar a cualquiera de los demás psíquicos de su comunidad.

Contacto con el Emperador: El Emperador llegó a Próspero y al encontrarse frente al primarca, ambos se abrazaron como si fueran viejos amigos largo tiempo separados. Muchos creen que se habían conocido mucho tiempo antes, cuando sus mentes se encontraron en el Immaterium.

Carácter: Magnus siempre fue curioso y estudioso, ávido de conocimientos. Nunca creyó que un conocimiento fuera malo de por sí, cosa que lo llevó a la perdición, pues hurgó en conocimientos que jamás tubo que tocar. Daba mucha más importancia al intelecto que a la fuerza bruta. Eso se demuestra en que, a pesar de ser un coloso entre sus hermanos primarcas, siempre se dedicó al estudio y despreció el alardeo de la fuerza física.

Relación con los demás primarcas: Magnus se llevó bien con todos los primarcas, a pesar de las diferencias de pareceres con la mayoría de ellos. Con el único primarca con el que tubo roces fue con Mortarion, ya que el sombrío primarca de la Guardia de la Muerte nunca confió en los poderes místicos que usaba el primarca.

Influencia en su legión: Los Mil Hijos, a diferencia de otras legiones, eran una legión de eruditos. Las creencias de su primarca acerca de la búsqueda de conocimiento estaban profundamente arraigadas en los marines de los Mil Hijos. Hasta el más simple marine era poseedor de una cantidad de conocimiento equipareble al de los epistolarios de otras legiones. Sin embrago, actualmente la configuración de la legión es distinta. La Rúbrica de Ahriman acabó con las mentes de gran parte de los Mil Hijos. No obstante, aquellos dotados con poderes psíquicos y que sobrevivieron a la Rúbrica siguen buscando el máximo conocimiento. El ejemplo más conocido es el propio Ahriman, embarcado en la búsqueda de la Biblioteca Negra.

Magnus es un coloso física y psíquicamente, el primarca con mayor poder psíquico (por encima incluso del propio Horus). Un gigante que quizás sea de los más poderosos de entre todos sus hermanos. Desgraciadamente, su acto de lealtad al Emperador fue malinterpretado y eso terminó de distanciarlos puesto que su padre era contrario a su búsqueda de conocimiento, siendo rechazado por algunos de sus hermanos antes de la Herejía. Sin embargo, sólo un ser tan poderoso y a la vez tan intelectual podría haberse entregado tanto a los increíbles poderes de la disformidad.

En su planeta, Próspero, tuvo la increíble suerte de estar en su más adecuado hogar, ya que los psíquicos de este mundo no lo rechazarían ni lo marginarían como se habría hecho en otro mundo. Cayó en la plaza central del mundo como un meteoro rojizo con una gran cola.

Finalmente superó a todos los psíquicos de Próspero en poder, sobretodo cuando, en vez de canalizar las energías del inmaterium, miró en el corazón de la disfomridad con su ojo ciclópeo para descubrir sus secretos.

La Gran Cruzada

Magnus recibió al Emperador cuando éste vino a Próspero tras encontrar a su hijo perdido gracias a su potente presencia en la disformidad.

Magnus dejó en herencia a los Marines de sus Mil Hijos una mutación psíquica, por lo que Magnus los instruyó para manejar y no dejar sin control tales poderes. Algunos temían el peligro de estas mutaciones y no dudaron en protestar; sin embargo, Magnus los hizo callar. Durante la Gran Cruzada cosechó grandes éxitos, aunque destacó por lo impetuoso de su carácter. Dado su contacto con xenos durante sus conquistas, Magnus apreció el psiquismo de otras razas y así comenzó a reunir cualquier conocimiento o información relacionada con la disformidad en el vasto Libro de Magnus. Es probable que estos intereses se basen en una influencia del Caos en su ser tras ser arrebatado al Emperador.

Sin embargo, se ganó la desconfianza, entre otros, de los primarcas Mortarion y Leman Russ, que desconfiaban de su hechicería. Para solucionar la polémica, el Emperador los reunió en Nikea, formando el Cocilio que lleva su nombre. La hechicería fue ilegalizada, pero se apreció y permitió a los psíquicos pues eran de utilidad para el Imperio. A regañadientes, Magnus aceptó la resolución del Concilio.

La Herejía de Horus

Magnus vio desde su torre en la disformidad cómo horus rendía culto a los Dioses del Caos en Davin y lo que estaba tramándose. Avisó al Emperador, pero para ello, dadas las fuertes protecciones psíquicas del Palacio Imperial, Magnus utilizó potente hechicería con la que destrozó las mismas. Advirtió al Señor de la Humanidad de la traición de Horus, pero su padre no lo creyó y, viendo que había usado la prohibida hechicería y había acusado a su más amado hijo, lo acusó de traidor; para acentuar esto, el violento Leman Russ instó al Emperador para castigar a Magnus, así que se le permitió partir con sus Lobos Espaciales a devastar Próspero y traer encadenado a Magnus. Pero parece ser que fue el mismo Horus quien (sin haber sido aún descubierta su herejía), ordenó como Señor de la Guerra a Russ el destruir Próspero.

Russ y Magnus lucharon en Próspero, pero cuando Leman estuvo a punto de acabar con su hermano, Magnus desapareció en la disformidad, donde Tzeentch le ofreció conservar todo su conocimiento. Sin restricciones psíquicas, Magnus aceptó.

Combatió con Horus en Isstvan V. Pero algunos de sus marines se horrorizaron ante las mutaciones de Tzeentch y formaron por separado una nueva comunidad. Magnus acompañó a Horus a Terra donde participó ya como un Príncipe Demonio de Tzeentch.

Tras la Herejía

Magnus marchó al Planeta de los hechiceros, en el Ojo del Terror. Tras la Rúbrica de Ahrimán, Magnus estuvo a punto de acabar con el bibliotecario, pero Tzeentch le instó a no dañar a "uno de sus peones". Furioso por las consecuencias catastróficas de la Rúbrica, Magnus se halla en su Torre del Cíclope, palneando destruir la galaxia y el Imperio. Es el segundo priamrca más activo en el plano físico después de Angron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario pues es la única manera de salir del laberinto